image-portal-658240_960_720

La importancia de que tu pyme tenga web

Si eres propietario de una pequeña o mediana empresa, debes saber como de importante es tener una página web. En ella podemos anunciar nuestros servicios, pero también ayudarnos a darnos a conocer y por tanto llegar a más gente. Una web es una puerta de entrada al mundo y por tanto debemos tenerla el máximo de bien posible.

Consejos para que tu web funcione

Si nuestra página está mal hecha, no conseguiremos que la gente la consulte. Primero porque puede que Google nos la penalice sino cumple unos mínimos (y por tanto pase a las últimas posiciones en el buscador) y también que, sino ofrecemos contenidos buenos de forma periódica, igual te vienen una vez pero no vuelven. Por no decir la cantidad de webs que no están adaptadas a los nuevos formatos y que resultan un total engorro si se quieren consultar desde móviles o tablets. Lo importante es confiar en expertos en desarrollo web barcelona para que nuestra web sea lo máximo de competente posible.

  • En primer lugar, intenta que haya siempre contenido periódico y de calidad. Una web muerta no gusta a nadie y no tiene interés para casi nadie (a no ser que quieras una web con la información básica y ya está, pero no es muy recomendable). Si puedes ir poniendo contenido nuevo de vez en cuando te servirá para captar más posibles clientes. Intenta que sea siempre original, y por nada del mundo lo copies de otras webs.
  • Ten presente que el logo y la estética es importante: escoger colores corporativos, un logo que identifique bien la empresa, unos colores que queden bien en la página web, etc. Todo esto es importante si queremos una web de calidad.
  • Estructura: cuando estés montando la web debes pensar el orden en que quieres que aparezcan las cosas. La estructura permitirá que los usuarios no se pierdan navegado y sean capaces de ir a la información deseada en un par de clics como mucho. Se recomienda que todas las páginas tengan lo que se llama “el hilo de Ariadna”, que facilita la navegación de contenido y saber siempre exactamente en qué punto de la web te encuentras.
  • Multidispositivo: sería absurdo hacer una web que solo funcionara bien en Internet Explorer (por decir algo). No solamente tenemos que pensar en la multitud de navegadores posibles sino también en los dispositivos: móviles, tablets y demás. Si se trata de una web muy fija estaremos perdiendo clientes.
  • Buen posicionamiento: para que nuestra página salga en las primeras posiciones de Google, lo importante es que se usen bien las etiquetas y se establezca una buena política de SEO. Si no sabes cómo hacerlo, consulta un especialista para que te asesore.

Y por último: no te olives de la información de contacto. Cuando una persona llega a una web es posible que quiera contactar o saber más de sus creadores. Facilita que se puedan poner en contacto contigo, y si puede ser por distintas vías mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *