videos porno español

Historia del porno español y la incidencia actual

La pornografía ha cambiado mucho en las últimas décadas, desde aquella lejana “Lilian, la virgen pervertida”, de Jesús Franco y considerada por muchos el primer largometraje español en este género, ha llovido mucho. Eso sí, tardó en arrancar: muchos fueron los que se atrevieron a ello pero no consiguieron llegar a la cima, y más cuando las salas de cine empezaron a tener pérdidas y a no poder generar suficientes ingresos para tirar adelante.

Por suerte esto ha cambiado mucho. La llegada de Internet hizo revolucionar el sector y son ya varias ciudades españolas en donde no solo la industria goza de muy buena salud sino que además se celebran festivales y eventos varios para rememorar el porno español más actual y loco del país. El Salón Erótico de Barcelona es ya un clásico, con sus artistas participantes, las empresas y la cantidad de espectáculos en directo que se ofrecen para goce del gran público asistente.

Según datos recientes, los videos pornos XXX ya mueven unos 500 millones de euros anuales, siendo cada vez más un referente en Europa y en muchas partes del mundo, sobre todo en países de habla hispana. De hecho, son muchos los actores y actrices latinas que vienen a rodar en nuestro país, dado que la demanda es muy fuerte (no en vano se le llama a nuestro país “la puerta europea del porno americano”).

En términos así generales, se podría decir que en España se producen unas mil películas al año, con la cantidad de gente que eso conlleva: actores, empresas, publicidad y todo lo que se genera alrededor de un negocio. Si a todo esto le sumas la facilidad de difundir y promover dicho contenido en Internet, el negocio está asegurado. Basta con saber ofrecer aquello que se busca y ofrecerlo con la máxima calidad para que el usuario o cliente quede más que satisfecho.

La actualidad del porno y su proyección

Todo el mundo puede visualizar en su cabeza esas cabinas que se encuentran a menudo en los sex-shops y en donde se pueden visualizar vídeos porno sin que nadie te moleste. Pues bien, esta imagen está ya casi en peligro de extinción: la llegada de Internet ha hecho que los aficionados al porno vean lo que quieren ver directamente desde la pantalla de su televisor u ordenador, sin moverse de casa y sin tener que hacer apenas ningún movimiento.

Una noticia recientemente publicada decía que se había incrementado casi un 70% la visualización de vídeos de contenido adulto a través de la consola de videojuegos: esto es solo un ejemplo de cómo ha cambiado el sector y sobretodo como ha ido cambiando el público: el prototipo de hombre de mediana edad se ha ido transformando en personas adultas de todas las edades, incluyendo claro está a las mujeres, que ya no esconden que también les gusta disfrutar de los vídeos XXX más locos e inspirarse para luego pasarlo bien. Eso sí: aún ellas siguen consumiendo menos. Según una encuesta, una de cada cuatro mujeres ve vídeos porno una vez por semana, mientras que en el caso de los hombres, uno de cada tres lo ve a diario. Además y si te interesa conocer las repercusiones a nivel mundial, te puede parecer interesante este artículo: aquí.

Las posibilidades que ofrecen este tipo de vídeos son infinitas: podemos ver aquello que nos ponga más, ya sea madures follando con jóvenes, tríos universitarios, mujeres con mujeres o prácticas que creíamos que solo podían existir en nuestra imaginación. También está muy de moda buscar tubes en donde salen MILF y FILF, que son hombres o mujeres que ya están en la etapa madura de la vida pero que nos gustaría follarnos de todos modos.
La irrupción de portales en donde ver “cositas de adultos” online ha revolucionado, sin duda, la manera en que se consume porno en el mundo.