viejos follando

Historia de viejos y viejas follando

A nadie le cabe duda que la sexualidad se disfruta mientras más experiencia se tenga, porque el nivel de conciencia es más amplio y ya se posee en esa parte de la vida una mentalidad más abierta que cuando no se es joven. Pero cuando no existe esa mentalidad abierta, por lo menos esa mujer adulta o los viejos follando serán más veteranos en lo que quiere sentir cuando está gozando.

Algunos estudios han demostrado que en cuanto a calidad y cantidad hay una mejoría en el sexo al llegar a la vejez. La idea de ancianas sosteniendo relaciones sexuales ha tenido su interés en la cultura pop, ha sido un tema clave en importantes películas, como por ejemplo es el caso de Something´s Gotta Give (Alguien tiene que ceder) en donde los personajes principales se enamoran en una edad avanzada.

Cómo follan los viejos…

El sexo en la 3a edad puede ser la fantasía de muchos, y está muy bien. En cuanto al aspecto como se vean puede depender de la actitud que ellas muestren, porque habrá quienes se mantengan en muy buen aspecto físico y cualquier hombre se sentiría atraído a gozar.

Una gran cantidad de hombres que han tenido sexo con viejas hablan muy bien de la experiencia, y la razón es que notan que con quienes han estado no se les ha agotado aún la sensualidad, y, de hecho conservan una profunda satisfacción.

Como hay diversidad de opiniones hay quienes creerían que lo que estas mujeres hacen es absurdo, pero no es más que una cuestión de opción personal, cada quien tiene sus motivaciones para hacer lo que considere adecuado con su cuerpo.

Ante el ejercicio de ser un poco “mentes más abiertas” no podemos ver como algo extraño que la gente mayor quiera tener relaciones sexuales (más información aqui), es bastante válido que lo hagan, pues tienen todo el derecho, y lo hacen muy bien. Hacerlo es saludable, por tanto a gozar sin ningún tipo de restricción.

En muchas regiones cuando se intenta hablar de viejas, la cuestión que si follan o no quizás ha sido ignorada; otros simplemente se niegan a argumentar a favor de ciertos detalles, por ejemplo han existido estudios como el efectuado por la Universidad de Chicago en el 2010 que afirma que la vida sexual de las personas no pasa de los 75 años. La práctica diaria demuestra lo contrario. La vida sexual de las personas sigue mucho más a partir de ahí, y eso incluye a los viejos que recurren a la masturbación.

Las que están en la tercera edad posiblemente tengan que adaptarse a ciertos cambios, tal vez tengan que hacer modificaciones en sus vidas, y disfrutan el sexo con un enfoque un tanto diferente que antes, pero eso no impide que sean en la cama.

Muchas mujeres en sus 70 y 80 son tan cachondas como el primer día, y no sólo es que practican, sino que pueden hacerlo con absoluta satisfacción, en donde con sus manos, su boca, y a veces recurriendo a juguetes sexuales, disfrutan hasta conseguir un orgasmo.