Los desahucios y el movimiento indignados no somos perros

El movimiento de los indignados es también llamado el movimiento 15M, es considerado un movimiento actual, creado por ciudadanos y que cuya razón de su creación se debe principalmente a una manifestación realizada hacia el año 2011 un 15 de Mayo, cuyo objetivo era mostrar sus opiniones en contra el sistema, es decir su rechazo sobre el sistema político bipartidista y la intención de crear un nuevo sistema político y económico que pueda beneficiar a la población. Y ante es una revindicación. Como dice la experta en educacion canina barcelona Nuria Carballo, NO SOMOS PERROS

El movimiento de los indignados

Debido a esta marcha se han creado nuevos movimientos y colectivos que buscan poder ofrecer alternativas distintas y realizar un cambio sobre las políticas sociales y económicas que encontramos aún.

Debido a esta marcha son muchos los movimientos políticos que se han creado, a este momento uno de los que más controversia han formado es el grupo de Podemos, el cual posee muchos seguidores y al mismo tiempo muchos detractores, tanto de aquellos que no comparten su filosofía, como de aquellos que ven amenazado su equilibrio o estabilidad.

Sin embargo una de las dudas que más podemos notar, es qué tipo de relación tienen los desahucios con el movimiento de los Indignados o llamado 15 M. Básicamente la relación que existe con ellos, es que al movimiento le preocupan los problemas emergentes y los que pueden tornarse aún peor, gracias a las condiciones económicas por las cuales atraviesa el país. Dentro de los temas a los cuales se realizan un gran énfasis es justamente a las problemáticas de los desahucios, es por ello que dentro de los temas o aspectos que rechaza el 15 M se encuentran justamente las hipotecas, los bancos, las reformas y las ocupaciones de cientos de españoles.

Son muchos los puntos o reformas que pide este movimiento como parte de la evolución social, sin embargo expondremos a continuación algunos de estos puntos de exigencia:

  1. Cambio de la ley electoral: proponen un cambio con el cual se busca que las listas puedan ser abiertas, de esta forma se ofrece más transparencia en los votos.
  2. Exigencias de derechos básicos: aquí encontramos por ejemplo el aspecto de los desahucios, el movimiento lo que pide es que se le garantice a los ciudadanos que cuenten con una vivienda, salud o sanidad de tipo gratuito, educación pública, ya que ha muchos rumores sobre la eliminación de las mismas por falta de presupuesto.
  3. Eliminación de leyes consideradas como injustas o con tintes de discriminación: La ley Bolonia es considerada una de ellas, la Ley de Sinde entre muchas otras con las cuales no están de acuerdo.
  4. Reforma fiscal: lo que se busca es una reforma con respecto a los impuestos que se cobran con relación al patrimonio y el impuesto de sucesiones.
  5. Reforma de las condiciones labores: piden la abolición de los sueldos vitalicios, por lo que es un tipo de exigencias que van mucho más allá de lo antes considerado. También dentro de estas exigencias encontramos el desacuerdo que presentan con respecto a la corrupción que se vive actualmente dentro de la esfera política.

Historia de viejos y viejas follando

A nadie le cabe duda que la sexualidad se disfruta mientras más experiencia se tenga, porque el nivel de conciencia es más amplio y ya se posee en esa parte de la vida una mentalidad más abierta que cuando no se es joven. Pero cuando no existe esa mentalidad abierta, por lo menos esa mujer adulta o los viejos follando serán más veteranos en lo que quiere sentir cuando está gozando.

Algunos estudios han demostrado que en cuanto a calidad y cantidad hay una mejoría en el sexo al llegar a la vejez. La idea de ancianas sosteniendo relaciones sexuales ha tenido su interés en la cultura pop, ha sido un tema clave en importantes películas, como por ejemplo es el caso de Something´s Gotta Give (Alguien tiene que ceder) en donde los personajes principales se enamoran en una edad avanzada. Continúa leyendo Historia de viejos y viejas follando

Historia del porno español y la incidencia actual

La pornografía ha cambiado mucho en las últimas décadas, desde aquella lejana “Lilian, la virgen pervertida”, de Jesús Franco y considerada por muchos el primer largometraje español en este género, ha llovido mucho. Eso sí, tardó en arrancar: muchos fueron los que se atrevieron a ello pero no consiguieron llegar a la cima, y más cuando las salas de cine empezaron a tener pérdidas y a no poder generar suficientes ingresos para tirar adelante.

Por suerte esto ha cambiado mucho. La llegada de Internet hizo revolucionar el sector y son ya varias ciudades españolas en donde no solo la industria goza de muy buena salud sino que además se celebran festivales y eventos varios para rememorar el porno español más actual y loco del país. El Salón Erótico de Barcelona es ya un clásico, con sus artistas participantes, las empresas y la cantidad de espectáculos en directo que se ofrecen para goce del gran público asistente.

Según datos recientes, los videos pornos XXX ya mueven unos 500 millones de euros anuales, siendo cada vez más un referente en Europa y en muchas partes del mundo, sobre todo en países de habla hispana. De hecho, son muchos los actores y actrices latinas que vienen a rodar en nuestro país, dado que la demanda es muy fuerte (no en vano se le llama a nuestro país “la puerta europea del porno americano”). Continúa leyendo Historia del porno español y la incidencia actual

El sexo de las mujeres: Videos de lesbianas con más jóvenes

Es una cosa que ha pasado siempre y que siempre pasará: algunas personas se sienten más atraídas por las personas más jóvenes, y por suerte para ellos y ellas, también hay mucha gente que se excita viendo videos lesbianas y más cuando está con personas de su mismo sexo. De hecho, ya en algunas escrituras sagradas orientales se ponen de ejemplo como buenas relaciones aquellas en las cuales la diferencia de edad y sexo es latente.

¿Qué ven estas mujeres en los hombres más jóvenes?

sexo lesbianas

Cuando una mujer madura decide follarse a una más joven, los motivos pueden ser varios, pero principalmente se trata de poder volver a sentirse jóvenes y deseadas, puesto que la mayoría de hombres mayores ya prácticamente ni pueden mantener su miembro activo (depende de cada caso y de la edad, claro). Las mujeres suelen tener una vida sexual más larga que la mayoría de los hombres, por lo que para ellas es muy grato poder tener un encuentro con alguien que les quite unos años de encima. De hecho siempre se ha dicho que la mejor época sexual para una mujer es cuando ésta llega a los 40 años, mientras que para los hombres esta edad es cuando se tienen entre veinte y treinta.

Este tipo de relaciones esporádicas, encuentros sexuales sin relaciones dependientes: cada uno suele tener su vida y realmente son pocos los casos de parejas de este tipo (aunque las hay, ¡no decimos que no!). Normalmente estas mujeres tienen ya su vida montada y seguramente tendrán hijos y no querrán más responsabilidades. En el caso de ellos, si desearan una relación más seria y con la quien formar una familia seguramente también buscarían alguien más joven. Eso depende ya de varios factores y cada cual se sabe sus razones. De todas formas, un buen polvo puede traer muchas cosas positivas, y normalmente para las mujeres ya entradas en años se convierte en una fuente de placer y les hace subir la autoestima al sentirse deseadas.

¿Y qué ven y que sienten?

Se podrían caer en muchos tópicos, pero lo cierto es que hay un poco de todo. La mayoría de chicas jóvenes que están con mujeres más mayores lo hacen porque les atrae ese tipo de mujer que ya lo ha hecho casi todo en la vida, que está en su mejor momento sin sentirse aún mayor y que, además, suelen tener una larga experiencia a sus espaldas, por lo que se convierte en una relación especial y llena. El hecho de poder estar con una persona así y sin ningún tipo de ligadura ni dependencia puede llegar a ser muy placentero para ellas.
El único problema, si es que se le puede llamar problema, son las habladurías y la presión social. Afortunadamente hoy en día esto está ya bastante superado. En Internet se pueden encontrar miles de videos pornográficos de mujeres maduras follando con más jóvenes, y al revés también. Es simplemente una opción más.

El mercado de las agencias de escorts crece en la Union Europea

Países de la Unión Europea están siendo obligados por ley a mantener control sobre actividades ilegales como parte de sus indicadores económicos, en un esfuerzo por impulsar el PIB. Hombres, golpeados por la austeridad y el feminismo neoliberal, ahora buscan empresas como es el caso de la agencia top escorts barcelona aqui para que les cumplan sus fantasías y están gastando lo que les queda en disfrutar.

El deliberado crecimiento de las agencias sexuales en la U.E

Las nuevas normas de contabilidad establecidas por la oficina de estadísticas de la Unión Europea incluyen los ingresos procedentes de actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de drogas, la prostitución y el contrabando de cigarrillos. Por supuesto, no hay datos fiables reales para medir estas actividades por lo que son solo conjeturas.

Sin embargo, cualquier persona puede al menos evidenciar una parte de este crecimiento solo con buscar en la web, cientos, miles de páginas de sexo abren para mostrar hermosas chicas dispuestas a compartir las fantasías de hombres y hasta mujeres. Esta es sin duda la muestra del crecimiento de la actividad.

El crecimiento precisamente ha trascendido, y las agencias ya están debidamente organizadas y las chicas, sanas y hermosas alternan sus profesiones con este trabajo que es mucho más rentable. La cuenta sube cada vez más y la “etiqueta” también.

Ahora bien, para averiguar cómo la prostitución contribuyó a la economía del país, se contaron las prostitutas “conocidas” que trabajan en el país en consulta a clubes de sexo para calcular cuánto ganaban. Se categorizaron como conocidas por estar empleadas en agencias reconocidas y organizadas. El resultado fue de 0,87%.

El mercado de las escorts de lujo

Sin duda, los resultados del crecimiento del mercado son una prueba de la rentabilidad que significan estas empresas. En las cuales residentes y visitantes gastan un importante monto de euros para complacer sus fantasías.

Esto se compara de manera similar a la dinámica del Reino Unido, donde los británicos, de acuerdo con su propia agencia de estadísticas, gastaron 12,3 mil millones de libras en drogas y prostitutas en 2013, o el 0,79% del PIB. Eso es más de lo que gastan en cerveza y vino. Una prueba más del auge de estas agencias.

Aun cuando se cree que la sola bebida ocupa escalas importantes, más que la prostitución, los datos revelan otra historia. En el espectro más tenso y conservador de los europeos, los hogares eslovenos gastan por ejemplo € 200 millones al año en prostitutas y drogas, o el 0,33% del PIB de ese país.

Sin duda cada país de Europa y no hay duda que del mundo entero, cada vez más “invierte” o gasta en satisfacer sus deseos más íntimos del placer como el sexo y las drogas porque el mercado se hace día a día más popular y porque ser infelices (en el sexo) cuando alguien puede suplir esa necesidad.

Probablemente es lo que piensan estas personas faltas de cariñito, y es precisamente el éxito del crecimiento de las señoritas de compañía en la Unión Europea y no se trata solamente de mujeres europeas, chicas de todo el mundo llegan allí para emplearse este antiguo oficio de la prostitución, más modernizado y digno en las agencias.

Hacia el Estado de Bienestar ¿sostenible?

La necesidad de reducir los déficits públicos no puede basarse fundamentalmente en recortar políticas sociales; las rentas del capital deben contribuir en mayor medida al equilibrio fiscal y al bienestar

Hoy más que nunca, los enfoques ideológicos condicionan los análisis sobre el bienestar. El debate se centra en la cantidad más que en la calidad: más o menos Estado de Bienestar, mayor o menor ajuste fiscal, sí o no a las políticas sociales frente a la pretendida eficacia del mercado… Sería recomendable proceder con más rigor y valorar las implicaciones de cada iniciativa, sus costes y beneficios, las oportunidades y retos que plantean. No se puede abordar una cuestión que tiene tantas aristas mirando sólo la situación coyuntural.

El Estado de Bienestar es relativamente reciente. Aunque sus orígenes son anteriores, tras la II Guerra Mundial se afianzó en los países de mayor nivel de desarrollo como una suerte de contrato social, coincidiendo con una larga etapa de crecimiento y expansión de la economía mundial. Pero parece haber tocado techo. Se habla incluso de su defunción como consecuencia de la crisis, la globalización y la necesidad de racionalizar el sector público. Veamos de manera resumida tres ideas sobre el Estado de Bienestar como gasto, como política social y como inversión sostenible. Pueden ayudar a centrar el debate y avanzar hacia procedimientos metodológicos que mejoren el rigor analítico.

Estado de Bienestar, como gasto

Señala Heckman (2008) que: “Lo relevante no es si Europa debería adoptar el modelo anglosajón, o si los anglosajones deberían adoptar el sistema europeo. Más bien se trata de dilucidar qué características del Estado de Bienestar recortan los niveles de desigualdad y protegen contra la incertidumbre de forma eficaz”. Y añade: “Uno de los argumentos principales en favor de los estados de bienestar es que reducen la desigualdad y promueven la inclusión social. En la práctica, el Estado de Bienestar es en ocasiones excluyente, crea desigualdad y reduce la competitividad. Los incentivos existentes suelen retrasar la asimilación de inmigrantes y merman su inclusión. La rigidez del Estado de Bienestar aumenta la desigualdad a lo largo de la vida”.

La pérdida de competitividad de las economías y la exclusión de parte de la sociedad de los beneficios del Estado de Bienestar son dos de los problemas a evitar. A menudo, los incentivos derivados de las políticas sociales no se perciben con claridad o están mal asignados, por lo que no se valora su sostenibilidad y pierden eficacia.

Continúa leyendo Hacia el Estado de Bienestar ¿sostenible?